qa-agosto-

Soltemos el éstres

Si eres como la mayor parte del planeta, apuesto que tus niveles de estrés son bastante altos en este momento. Todos sabemos cómo se siente el estrés — esa sensación de hundimiento en la boca del estómago, la incapacidad de recuperar el aliento, o evitar que tu mente se salga de control, insomnio, ansiedad, frustración, ira, e incluso depresión. Y lo peor es (lo reconozcamos o no), el estrés nos separa de la verdad y de Dios. Nos impide experimentar alegría.

Nuestra elección hoy en día es simple. Podemos barrer nuestro estrés debajo de la alfombra y fingir que no existe o, aún peor, ¿aceptarlo ciegamente como parte de vivir en este mundo físico? Por supuesto, cualquiera de las dos opciones solo conducirá a un sufrimiento innecesario. Alternativamente, podemos mirar nuestro cuadro de estrés a los ojos, y con dulzura y amor propio, soltarlo y dárselo a Dios. Más que eso, se puede transformar nuestro estrés en un camino que conducirá a más conciencia, paz y alegría.

Si estás viviendo con algún tipo de estrés en tu vida, te invito a  tomar una respiración profunda, abras tu corazón, y me permitas mostrarte que dejar ir el estrés no solo es posible, sino también es la única manera de vivir una vida verdaderamente consciente y feliz.

No olvides mandar tu pregunta antes del 26 de agosto

En primer lugar, debemos reconocer que ese cambio, incertidumbre y caos (lo que causa la mayor parte de nuestro estrés) son parte de la naturaleza espiritual de este mundo. Nunca desaparecerá. Sin embargo, podemos aprender a adaptarnos y rendirnos a este cambio. También podemos aprender a salir de nuestras mentes y dejar de crear e inventar más drama (estrés) que no existe. Lo más importante es que podemos aprender a ver los desafíos a los que nos enfrentamos, no como algo que está aquí para castigarnos o hacernos sentir miserables, sino más bien como una oportunidad para ser más conscientes. Parafraseando al gran maestro espiritual, Osho, “Nuestro mundo moderno, acelerado y estresante, es el desafío perfecto para hacer crecer nuestra conciencia”.  En otras palabras, podemos utilizar lo que nos estresa como una oportunidad para descubrir cómo vivir. Cómo rendirse. Cómo amar.

Y la verdad es que no eliminamos el estrés tanto como reenfocamos nuestra atención en otro lugar. Si quieres comer una dieta saludable, no puedes gastar todo tu tiempo y energía eliminando los malos alimentos. Para ser verdaderamente saludable, debes enfocarte en poner una buena nutrición en tu cuerpo. Bueno, lo mismo ocurre con el estrés. No podemos simplemente eliminar el estrés.

Creo que dejar ir el estrés es una de las cosas más importantes que puedes hacer por ti mismo en tu viaje para ser consciente. Soltar el estrés es el último acto de conciencia y amor propio. Soltar el estrés es cómo descubres lo poderoso que eres y lo feliz que puedes ser.

Únete a mí para esta sesión especial de preguntas y respuestas. Vivamos juntos una vida feliz y libre de estrés.  

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *