Conferencias magistrales, seminarios y talleres de Ho’oponopono

Mabel Katz ofrece poderosos programas diseñados para potenciar la efectividad empresarial y personal
100 K+
Seminarios dictados
100 M+
Vidas transformadas
0 +
Países impactados
100 K+
Seminarios dictados
100 M+
Vidas transformadas
0 +
Países impactados

Conferencias magistrales

Mabel Katz es una conferencista cautivadora que inspira y transmite a sus audiencias la energía y las herramientas necesarias para transformar esa energía en acción.

Estos son algunos de los temas que Mabel aborda durante sus presentaciones de 60 a 90 minutos:

  • Pasión, felicidad, propósito y resultados corporativos.

  • Apertura y flexibilidad: Cómo adaptarse a cualquier reto.

  • Autenticidad en los negocios: Tu identidad es la clave del éxito.

  • La autoconfianza es el mayor secreto del éxito.

  • Cómo rodearse de la gente correcta, en el lugar correcto y en el momento perfecto.

  • Sinergia: Descubre tus talentos y aprende cómo reconocer los talentos de los demás

Zero Frequency®

Haz clic en una de las opciones para encontrar más información sobre la búsqueda de poder auténtico y paz interior en Zero

Así como los atletas al “entrar en la zona” son capaces de tener un desempeño de características sobrehumanas, nosotros también podemos aprender a regresar a ese mismo estado de conciencia pura en nuestra vida cotidiana y conseguir resultados fantásticos.

Lee lo que la gente está comentando

Diego

Diego - Chile
5/5

Primero que nada te quería dar las gracias por tan buen seminario en Chile. Desde el momento que entré en la sala sentí de inmediato el profundo cambio en la atmósfera, yo entré y ...
tenía mis memorias activas que generan esos pesos emocionales en mi pecho y espalda, sin embargo, entré a la sala y sentí cómo estos dolores emocionales se iban. Era como un frescor que aliviaba este dolor, aparte de la profunda sensación de quietud interior que sentí dentro de ella. Además la profundidad de las cosas que hablabas y aquellos mensajes de los vídeos también me hacían reaccionar internamente, sentía una fuerte vibración en todo mi cuerpo y era tan fuerte que no podía evitar llorar por agradecimiento.
Diego- Chile
ana

Ana - Venezuela
5/5

Hola Mabel, ¡¡quiero dar un testimonio!! Soy venezolana y viajé a Panamá. Tengo 4 meses practicando Ho’oponopono y nunca había sentido tanta paz...
y eso que solo tengo 19 años. La cosa es que vine solo con $700, que es mi cupo viajero, y accidentalmente extravié mi tarjeta de crédito y quedaban $200 y los necesitaba mucho. Me calmé, recordé la técnica y solo dije “gracias, gracias, gracias”. Mañana me voy a Venezuela y hoy, un día antes de irme a mi país, se me dio un negocio y me gane $200. Estoy feliz y he entendido más que nunca que ¡ni Dios ni el Universo me dejan sola! Gracias, gracias, gracias.
Ana - Venezuela
maria-carolina-testimonio

Carolina - Colombia
5/5

Les cuento una experiencia del día de hoy: Viajé de Bogotá a Quito y vivimos una situación en el avión bastante compleja...
Fueron momentos difíciles y creía que sería el último. Utilicé todas las herramientas que me enseñó Mabel y logré tener una tranquilidad que me permitió limpiar. Acabamos de aterrizar y todo salió bien. Gracias, gracias, gracias.
Carolina - Colombia
carolina

Carolina - Estados Unidos
5/5

Fue todo un gusto haber podido conocer a Mabel Katz. Estuve en el seminario de Miami y me llenó totalmente. Fue como ...
un cambio de switch en mi cerebro Gracias a ella y al Ho'oponopono he tenido grandes cambios en mi vida espiritual, personal y de trabajo. Mi religión es el islam y esto es una prueba de que la religión no tiene nada que ver con la fe y la convicción de que cuando uno CAMBIA, todo CAMBIA. Un abrazo a todos ustedes por ayudarnos a despertar. Abrazos a Mabel. Suerte en México este fin de semana. Gracias, gracias, gracias. Amo Ho'oponopono.
Carolina - Estados Unidos
rosana

Rosana - Argentina
5/5

Hola, Mabel. La primera vez que participé en tus seminarios fue en junio de 2019, fue todo milagroso. Enterarme de que mi hermano de 30 años empezaba a dializar dos días antes de viajar, cambió el objetivo de mi búsqueda...
Te pedí que le firmaras uno de tus libros, aun sabiendo que si antes de enfermar él no creía en nada, difícilmente lo haría postrado en una cama de hospital. La dedicatoria decía: "Gabriel, suelta y confía". Volví a Salta, renovada en mi fe. Le entregué a mi hermano el libro que le firmaste, lo miró y lo guardó. En esos primeros meses, leyó no solo el libro autografiado, sino todos los que le pude conseguir. Un día le llamé la atención por un descuido en sus cuidados y me dijo: "Tranquila, yo solo suelto y confío". Tuvimos una larga charla y tus palabras de cada libro habían llegado muy dentro de su corazón. En el 2020, pandemia de por medio, toda mi familia con COVID, perdimos a mi papá. La mitad de mis seres queridos internados, incluido Gabriel. La única que no se enfermó hasta hoy fui yo. Un día Gabriel me dijo cómo haces, le dije solo no tengo miedo y repito aro de oro y me cierro al vacío. Él me dijo: "Creo que nos enfermamos porque tuvimos miedo, no confiamos". Previo a los golpes que nos dio la pandemia, estaba todo dado para que yo pudiera donarle uno de mis riñones, pero los médicos se enfermaron de COVID. En el mes de octubre me llaman del Centro de Transplante para decirme que habían encontrado unos quistes en mi hígado y que debía hacerme unos estudios porque sino no podría ser donante. Fue cuando decidí anotarme en ausencia en los seminarios de México del 2020. Después de esos seminarios fue que nos dieron fecha de transplante. Allí pude donarle el riñón a mi hermano y, como si fuera poco, recibí la bendición que mi hermana menor que es enfermera, fuera contratada en el hospital de la cirugía. Hoy mi hermano es un canto a la vida, vive cada instante feliz. Da testimonio de cómo cambió su vida y yo cada día creo más en los milagros y en que TODO es correcto y perfecto. Ahora estoy participando de los seminarios de México en ausencia una vez más, anhelando que vengas a Buenos Aires para asistir y, quién sabe, ir con Gabriel a dar nuestro testimonio y seguir limpiando. Mi papá está presente en nuestras vidas, igual que tu mamá en la tuya. Solo los que lo vivimos y sentimos, lo entendemos.Te quiero mucho, Mabel. Gracias, gracias, gracias.
Rosana- Argentina

ENTRENAMIENTOS Y PRÓXIMOS EVENTOS